Cargando...

El fallido atentado contra Juan Pablo II

Dentro de la religión católica, el Papa es la máxima figura que representa la sucesión de san Pedro en la Tierra, además de ser el jefe espiritual de la fe católica.

A lo largo de su historia, la iglesia católica ha contado con 266 Papas que han desempeñado labores en pro de la paz, así como la transmisión de los valores indispensables de la doctrina religiosa. Dentro de todos los sumos pontífices que han ocupado la más alta posición del Estado del Vaticano, el Papa Juan Pablo II ha sido uno de los más importantes de los últimos tiempos.

 

 

Nacido en Polonia en mayo de 1920, su nombre secular fue Karol Wojtyła; al ser elegido Papa adoptó el nombre de Juan Pablo II. Desde sus primeros momentos de pontificado destacó por su carisma entre los feligreses.

Tan solo un año después de ser nombrado pontífice, realizó su primero de más de 130 viajes alrededor del mundo, razón por la cual se le conoce también como ‘el Papa viajero’. En esa primera aventura al exterior del Vaticano visitó varias ciudades de México, la primera ocasión que un Papa pisaba tierras mexicanas.

 

 

 

EL ATAQUE

Ante una multitud de casi 20 mil fieles en el corazón del Vaticano, en la Plaza de San Pedro, el Papa Juan Pablo II sufrió un atentado al recibir 4 disparos de arma de fuego en abdomen, mano izquierda y brazo derecho, el 13 de mayo de 1981. El hecho desató caos entre los asistentes. El Papa cayó herido y de inmediato fue trasladado a un hospital. Al momento de sufrir la agresión tenía 60 años de edad.

Ya en el hospital fue sometido a una operación de urgencia que duró cerca de 4 horas. La evolución de su salud fue favorable pero prolongada, por lo que,  4 días después del ataque apareció desde su cama de hospital ante sus fieles, quienes permanecieron en gran cantidad afuera del nosocomio y en las inmediaciones de la Plaza Mayor de El Vaticano unidos en plegarias por el restablecimiento del estado de salud del pontífice.

 

 

El responsable de disparar contra Juan Pablo fue el turco Mehmet Ali Agca, de 23 años, miembro del grupo radical denominado ‘Lobos Grises’. Fue señalado por los testigos como el portador de un arma Browning de 9mm de la que jaló el gatillo en cuatro ocasiones para herir de gravedad al jefe máximo del catolicismo. En un inicio se dijo que Agca había amenazado de muerte en una carta a Juan Pablo II durante su visita a Estambul.

“El Papa Juan Pablo II fue herido gravemente esta tarde, por un turco que disparó toda la carga de su pistola como a tres metros de distancia del Pontífice, cuando este iniciaba, a bordo de su jeep, el recorrido de rutina de la audiencia general de los miércoles, en la Plaza de San Pedro”, informó Excélsior.

 

 

Fue detenido, encontrado culpable y sentenciado a 30 años de prisión por haber perpetrado el atentado más osado en tiempos recientes. Finalmente, fue liberado en 2010 tras cumplir su condena tras las rejas. En el momento de su detención portaba una carta en la que mencionaba que el ataque era “una protesta contra el imperialismo estadounidense y soviético”. Antes de atentar contra el sumo pontífice se le acusó de asesinar al jefe de redacción de un periódico en Turquía, razón por la cual había sido condenado a muerte.

“El Papa que denunció reiteradamente al extremismo en todas sus formas de violencia, fue herido mientras empezaba a atravesar la Plaza de San Pedro en un vehículo blanco para saludar a la multitud”, publicó Excélsior en sus páginas.

Algunos años después del atentado, Juan Pablo II visitó a Agca en la prisión y dijo haberlo perdonado por sus acciones. La conversación duró poco más de 20 minutos y parece haber dejado contentos a ambos interlocutores. La acción fue duramente criticada por un diario turco que catalogó la visita como una falta de respeto para el comunicador asesinado por el propio Agca en aquel país.

 

LOS DATOS DEL ARCHIVO

-A pesar del delicado estado de salud del líder religioso, este fue ratificado como mando superior de la iglesia al día siguiente por autoridades del Vaticano en Roma.

-Las cirugías a las que fue sometido el sumo pontífice incluyeron una necesaria reducción de intestino para salvarle la vida.

-La conmoción mundial causada por el intento de magnicidio hacia el Papa ocasionó casi 10 suicidios en México. Uno de ellos dejó un recado que decía “no entiendo al mundo, no entiendo cómo es posible que alguien haya asesinado a un santo…”.

-También en nuestro país se desencadenó una serie de plegarias colectivas llamada “Jornada de Oración Nacional por el Restablecimiento de Juan Pablo II”, con lo que se buscaba también hacer frente a la violencia generalizada vivida en ese momento.

-Después de ser detenido, Agca comenzó una huelga de hambre, por lo que, fue descrito como “un verdadero estoico”, y “terrorista con T mayúscula”.

-A 10 días de convalecencia, Juan Pablo fue pronosticado como fuera de peligro. Su condición evolucionó de manera satisfactoria, indicaron los médicos. Sin embargo, seguía en observación.

-Múltiples secuelas le dejaron al Papa los disparos recibidos; algunas infecciones y problemas en el aparato respiratorio, fiebres, así como algunas recaídas de salud.

-En gran riesgo estuvo Juan Pablo debido a otros intentos de atentados en su contra, uno de ellos en la Basílica de Fátima donde un hombre vestido de sacerdote intentó atacarlo. En otra ocasión, una mujer armada fue detenida en plena plaza de San Pedro, de la cual se desconocen sus intenciones.

-Tiempo después fue detenido un hombre de nacionalidad búlgara tras presuntamente haberlo relacionado como cómplice de Agca en el intento de asesinato del máximo jerarca católico.

-Durante mucho tiempo se habló de la manipulación de Agca por parte de la CIA en sus declaraciones. Se sospechó de hasta seis personas implicadas en el ataque y que estas planeaban otro atentado contra el sumo pontífice.

-Tras el atentado y el gesto de perdón hacia su atacante, Juan Pablo II se convirtió en un hito de la religión católica por el diálogo que era capaz de establecer con líderes de Estado y de otras religiones que nunca antes habían estado en contacto con El Vaticano.

-Finalmente, ‘el Papa viajero’ falleció el 02 de abril de 2005 a los 84 años de edad. En el 2014 fue canonizado por el Papa Francisco.

 

 

 

Si das clic en la siguiente imagen podrás acceder a noticias en tiempo real:

La dueña del sol se dispone a cobrar por su uso

 

«pdg»
 
 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados*