Cargando...

Quiebra FTX: celebridades pagarían platos rotos

 

 

 

 

John Reed Stark, exjefe de la Oficina de Cumplimiento de Internet de la Comisión de Bolsa y Valores de EU, es claro de dónde podría provenir parte del dinero para que los inversionistas en FTX puedan recuperar parte de lo perdido: las demandas contra las celebridades que promocionaron las criptomonedas y el exchange.

Tom Brady, Shaquile O’Neal, Larry David, y más famosos se encuentran en una lista de demandados por ser celebridades que promovieron FTX, quienes serían acusados por daños y perjucios. Los abogados alegan que atrajeron a inversionistas poco sofisticados a la debacle.

Los expertos legales, comentan medios en EU, dicen que la prominencia y la riqueza de las celebridades las convierten en un objetivo jugoso para los inversionistas que buscan recuperar parte de sus pérdidas, ya que la compañía y el cofundador Sam Bankman-Fried están prácticamente arruinados. FTX se puso a sí mismo y a más de 100 afiliados en un proceso de quiebra este mes, protegiéndolos de las demandas. Los promotores, que no están en la corte de quiebras, no tienen esa protección.

“Una demanda contra celebridades generará una tonelada de dinero, porque todos llegarán a un acuerdo. Una cosa es hacer que tus fans compren tu camiseta con tu cara en ella. Otra es promocionar algo que les hace perder los ahorros de toda su vida”, dijo Stark.

Los datos que se tienen en cortes de Estados Unidos, como en Miami y San Francisco, muestran que se han presentado al menos tres demandas desde la quiebra de FTX, incluida una que busca representar no a “miles, sino a millones de consumidores en todo el país”. Gisele Bundchen, Stephen Curry y el empresario y personalidad de la televisión Kevin O’Leary, también se encuentran entre los acusados.

Las celebridades podrían ser responsables si los inversionistas pueden demostrar que no revelaron que se les pagaba para promover el intercambio de criptomonedas o que habían invertido en la empresa, o que estaban vendiendo valores no registrados. Las demandas pendientes se esperan resolver antes de que termine este año.

 

ALERTAS

 

La demanda presentada el pasado 15 de noviembre en una corte de Miami señala que el colapso de FTX costó a los inversionistas en criptomonedas de Estados Unidos más de 11 mil millones de dólares. La plataforma, con cinco millones de usuarios en el mundo, negoció más de 700 mil millones en criptomonedas el año pasado.

“La responsabilidad de las celebridades depende principalmente de si los productos que promocionan son valores”, dijo Shane Seppinni, quien representa a las personas que demandan por presuntos abusos corporativos y que no está involucrado en los casos de FTX.

Si se descubre que las cuentas con rendimiento de FTX, que pagan intereses sobre las tenencias de criptomonedas, son valores, “entonces las celebridades que las promovieron podrían estar en peligro por grandes daños”, dijo.

Para determinar si un artículo determinado constituye una garantía, los tribunales tienden a recurrir a la prueba de Howey. Recibe su nombre de una decisión de la Corte Suprema de 1946 que define un valor como “una inversión de dinero en una empresa común con ganancias que provienen únicamente de los esfuerzos de otros”.

Si el artículo en cuestión cumple con esa definición, sostuvo el tribunal, entonces no importa “si la empresa es especulativa o no especulativa, o si hay una venta de propiedad con o sin valor intrínseco”.

 

*En el siguiente enlace encontrarás las noticias de Última Hora

 

*También checa nuestras Galerías

Conoce lo más viral en Facebook Trending 

Lee a los columnistas de Excélsior Opinión

 

clm


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados*