Cargando...

AMLO: Una bomba debajo de la “silla del águila”

Kevin Kelly, uno de los fundadores de la revista Wired, dice que un buen futurista se enfoca en las tres fases del tiempo: pasado, presente, futuro. Y que los mejores futuristas son historiadores que, con entusiasmo, estudian el pasado para ver el futuro. La mayor parte de lo que sucederá mañana ya está sucediendo hoy. Además, la mayoría de las cosas en el futuro no cambiarán, porque ya están aquí.

Kelly señala que la segunda fase es estudiar el ahora. A menudo se dice que la mayoría de los futuristas realmente están prediciendo el presente. Aunque parezca paradójico, resulta que el presente es muy difícil de ver. Así que un buen futurista pasa mucho tiempo tratando de descifrar el presente y tratando de verlo a través de la máscara de los sesgos actuales. La mayor parte de la sabiduría convencional, dice Kelly, a veces está muy equivocada. Habría que ver el mundo como si fueras un extraterrestre de otro planeta.

La tercera fase es mirar hacia adelante; dar rienda suelta a la imaginación y tratar de creer en cosas imposibles. Gran parte de lo que ocurre hoy hubiera parecido imposible para alguien hace un siglo. No hay que predecir el futuro sino ensayarlo. Tenemos que imaginar muchos escenarios diferentes que podrían suceder para que cuando el futuro realmente suceda, no nos sorprendamos.

Ana Lozano escribió de El lado oscuro de los delfines

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados*