Cargando...

Transparencia, requisito esencial para un gobierno abierto

El concepto de Gobierno Abierto se refiere a un enfoque teórico que plantea un modo de entender y atender los procesos propios de la acción de gobierno, a partir de los principios de transparencia, rendición de cuentas y la participación de las personas en los temas públicos.

Esta idea se vincula de modo directo con la imagen que tenemos de la transparencia como una caja de cristal; de hecho, la transparencia es requisito y condición sine qua non para la materialización de este concepto, construido originalmente como consecuencia de al menos tres fenómenos.

Primeramente, la globalización, cuyos factores inciden y condicionan de modo importante, las dinámicas y políticas nacionales, locales y regionales en los Estados. En segundo lugar, el reconocimiento que lo gubernamental no es el único ámbito legítimo y capaz para decidir, definir y atender las crecientes y complejas necesidades, demandas e intereses de las personas en tal contexto. Por lo que el gobierno, entonces, no es más un conjunto de autoridades públicas unidas por un proyecto único, sino que debe adoptar la forma de un espacio equitativo, abierto, incluyente, plural y promotor del diálogo social, para la producción de decisiones y de cursos de acción, que no puede estar monopolizado por un conjunto limitado de actores políticos o burocráticos. Y, en tercer lugar, la consecuente búsqueda de mecanismos político-administrativos alternativos a los tradicionales para resolver la conflictiva social y fortalecer al mismo tiempo, la legitimidad de los Estados; lo cual, implica una ampliación del concepto de democracia, más allá de las elecciones y de las estructuras políticas representativas.

Ana Lozano escribió de El lado oscuro de los delfines

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados*