Cargando...

El ‘Rochismo’ ya tiene ‘cantera’

Poco más de diez días en el cargo y ya se nota la diferencia. Salta a la vista y Culiacán lo agradece. Juan de Dios Gámez Mendívil llegó como colofón de una sorpresa anunciada a la alcaldía capitalina. Se sabía que saldría el ex alcalde, faltaba el nombre del relevo. En este espacio lo dibujamos antes de que fuese nombrado.

Debía ser morenista, capaz, de buen trato. Con perfil diferenciado al del edil saliente. Al ser el sustituto en las riendas de una capital, debía pasar el filtro de Palacio Nacional. No sería necesariamente alguien del gabinete, pero habría deferencia para el jefe político del estado, Rubén Rocha Moya.

Gámez Mendívil reunió todos los requisitos. La juventud es un valor agregado a su perfil. Llegó al H. Ayuntamiento de Culiacán y de inmediato comenzó a ser distinto a su predecesor. Amén de las formas por aquello de viajar en camión urbano. Comenzó una dinámica distinta para comunicar. En política, informar de manera eficaz es tan importante como hacer un buen gobierno.

Ana Lozano escribió de El lado oscuro de los delfines

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados*